¿Te gustaría aprender a escalar pero prefieres probar con algo un poco más suave? Las vías Ferrata son una buena opción para ti.

Se trata de un recorrido en una pared con peldaños de tetra cero y una línea de vida a la cual se va anclado en todo su itinerario, lo que nos permitirá progresar con seguridad y cierta facilidad por una pared vertical que de otro modo solo sería posible hacer escalando.
Este tipo de actividad está dirigida a gente que quiere empezar con la escalada pero le provoca algo de respeto y quiere probar con algo más sencillo, o simplemente para gente aventurera que busca una experiencia divertida en la que conocerá otra perspectiva de estas paredes y de este paisaje único.

El maravilloso Valle de Liébana nos ofrece dos ferratas de dificultad media con posibles variantes, además de poderse practicar con niños en algunos de sus tramos: La vías ferrata de Camaleño y La Hermida.

La vía ubicada en el valle de Camaleño, denominada ferrata de Camaleño o ferrata de los Llanos es muy transitada por su verticalidad, corta duración, fácil acceso y descenso.

Mientras realizamos esta ruta, podemos contemplar en todo momento unas espléndidas vistas del Macizo Oriental de Picos de Europa a nuestras espaldas.

A continuación os dejamos el croquis y una breve descripción de la vía:

El primer largo consta aproximadamente de unos 25 metros de altura, a unos seis metros encontramos una travesía hacia la izquierda que desploma un poco. A continuación, una salida desplomada hasta casi llegar a mitad de pared. 
Seguimos por una repisa a la que accedemos a través de una pequeña cuesta hacia la izquierda, la cual hay que bajar un par de metros para continuar con el segundo largo.

Esta segunda parte es un poco más fácil que la anterior y es de aproximadamente la misma altura, solo tiene un paso desplomado en la mitad del largo que se supera sin problemas.

Seguidamente tenemos otra terraza, que siguiendo la línea de vida nos llevará hasta la tercera pared de la ferrata, la más aérea y espectacular. Sube recto hasta llegar a una travesía horizontal de un par de metros y luego asciende con un poco con tendencia hacia la derecha hasta llegar bajo la base del gran desplome visible desde el aparcamiento.

Una vez aquí, disponemos de tres opciones:

OPCIÓN 1: Un puente tibetano de unos diez metros que nos llevará bajo el desplome. Tras pasar el puente tenemos una travesía de unos tres metros bastante aérea pero relativamente fácil.

Después comienza un muro un poco desplomado que irá perdiendo verticalidad. Llegaremos unos diez metros después a un pequeño desplome en el cual hay una laja soldada bastante grande que es recomendable no pisar ni tocar. Este paso puede superarse con facilidad por la derecha de la piedra sin necesidad de tocarla en ningún momento. Tras superar esto nos encontramos con un muro vertical, fácil y aéreo de unos quince metros aproximadamente que nos conduce a la cumbre.

OPCION 2: (PROXIMA APERTURA) Este tramo que cruza por encima del gran desplome en travesía horizontal a la izquierda será abierto al público a lo largo de los siguientes meses.

OPCION 3: Esta última asciende hacia la cumbre sin necesidad de cruzar el puente tibetano ni el tramo nuevo. Se trata de la opción más corta y sencilla para finalizar la vía ferrata.

Una vez hayamos elegido entre una de las opciones que tenemos, llegaremos a la cumbre. En ella nos esperan un banco y una mesa de madera perfectos para tomar un tentempié mientras contemplamos las impresionantes vistas de Picos de Europa. También hay un cartel con una foto del Macizo Oriental donde aparecen los nombres de las cumbres que se avistan desde este maravilloso mirador.

El descenso se realiza por el sendero bien marcado y visible que baja hacia la izquierda. Es una bajada relativamente fácil pero se recomienda un buen calzado ya que en determinados tramos patina bastante. 

*ATENCIÓN: Como guía de montaña recomiendo a aquellos con breve o nula experiencia la posibilidad de ir acompañado con un profesional, quien se encargará de resolver cualquier problema que pueda surgir, además de ser conocedor el medio. REALIZAR ESTA ACTIVIDAD SIN TENER LA EXPERIENCIA SUFICIENTE IMPLICA EL RIESGO DE NO COMPLETAR LA VÍA, Y LO QUE ES PEOR, SUFRIR ACCIDENTES GRAVES. 

Para aquellas personas que sí tengan experiencia previa: Además del material obligatorio necesario (Casco, arnés, cinta disipadora) recomiendo el uso de un cabo de anclaje auxiliar, guantes, cuerda simple y material de autorrescate.

WhatsApp chat